La color terapia es un método que procede de las antiguas civilizaciones, que ya entonces se beneficiaban del efecto armonizador de los colores, que influyen no solo en el estado de ánimo, sino también en nuestra salud.

 

El color dice mucho de nosotros, es símbolo de personalidad, como la ropa, el perfume, etc.

 

El color proporciona bienestar y aporta múltiples beneficios.

 

¿Qué nos aportan los colores?

 

El Rojo nos aporta coraje y valentía, sube la autoestima, el estado de ánimo, y es beneficioso para el corazón, los pulmones y los huesos.

 

El verde está asociado con la salud, la frescura, la paz, e inspira tranquilidad, es un color que expulsa las sustancias tóxicas del cuerpo.

 

El azul aporta tranquilidad, responsabilidad, con el inspiramos confianza en los demás, y ayuda a bajar la presión sanguínea.

 

El gris aporta sabiduría, es el color del intelecto y del sentido común, concentración, equilibrio y soluciones de conflictos.

 

El naranja es el color de la juventud, la creatividad, estimula el ingenio, elimina el cansancio, es un color muy importante para mejorar el estado de ánimo.

 

¿Cómo nos cargamos de color?

 

El color penetra en nosotros por los ojos, que recogen la información visual y la canalizan hacia el cerebro. También con la ropa que usamos, con la decoración.

 

Con la naturaleza: Nos cargamos de verde con los árboles.

Con la alimentación: Nos cargamos de naranja con la calabaza, las naranjas y las zanahorias.

De azul: con ciruelas, arándanos, el pescado azul.

De rojo: Con la carne de vacuno, cerezas, fresas, remolacha, pimientos, cebollas, tomates.

 

El rojo es un color denso, fuerte, su acción es solo física. Con el tratamos problemas de sexualidad usándolo en la ropa interior ya que es estimulante y excitante, importante para tratar anemias, debilidad física, fatiga muscular… ¡ojo! Si nos saturamos de rojo creamos agresividad.

 

¿Sabías que cada ser humano nace con un color y que este le influye en la personalidad?