Ayer 24 de octubre, entró la luna llena en Tauro, y el sol en Escorpio.

Tauro es un signo de tierra, muy conectado con los placeres terrenales y del cuerpo, porque le rige Venus.Tauro es una energía lenta y necesita tiempo para digerir, reaccionar y moverse.

Esta luna nos enseña a descansar y sentir con los cinco sentidos… y ahí entra Escorpio, un singo regido por el valiente Marte, y el poderosos Plutón, ayudándonos a remover lastres, sacando lo más oculto para que lo podamos integrar.

Esta luna llena culmina las cosas que iniciamos en la luna nueva del 9 de octubre, que estaba en libra, regida también por Venus.

Hay que dar importancia a los valores venusianos, el amor, la belleza, la creatividad…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies