Ayer 24 de octubre, entró la luna llena en Tauro, y el sol en Escorpio.

Tauro es un signo de tierra, muy conectado con los placeres terrenales y del cuerpo, porque le rige Venus.Tauro es una energía lenta y necesita tiempo para digerir, reaccionar y moverse.

Esta luna nos enseña a descansar y sentir con los cinco sentidos… y ahí entra Escorpio, un singo regido por el valiente Marte, y el poderosos Plutón, ayudándonos a remover lastres, sacando lo más oculto para que lo podamos integrar.

Esta luna llena culmina las cosas que iniciamos en la luna nueva del 9 de octubre, que estaba en libra, regida también por Venus.

Hay que dar importancia a los valores venusianos, el amor, la belleza, la creatividad…

Abrir chat
1
¡Hola! 👋 ¿tienes alguna pregunta?
Estamos aquí para ayudarte.
¡Escríbenos!
Powered by