Seguimos avanzando con Virgo.

¿Por quién se siente atraído Virgo?

Por Capricornio ya que al ser un signo de tierra se atraen por la sobriedad y la responsabilidad.

Por Tauro, con el cuál despertará más atracción por ser este un signo fuerte sexualmente, disfrutará de más pasión. Esta unión será estable y consistente.

Para Virgo la relación con los signos de fuego es más problemática ya que el movimiento y la sociabilidad de estos les aturde.
Con Aries puede tener bastante atracción pero la inquietud de este desequilibra a Virgo.

Sagitario y Virgo son dos naturalezas opuestas. Sagitario quiere espacios abiertos y Virgo necesita espacios acotados donde puedan ordenar y organizar.

Con Leo puede ser una relación problemática. Leo es la exuberancia y Virgo el control y el recogimiento.

La relación de Virgo con los signos de aire puede funcionar en lo laboral pero no en lo personal.
Existen bastantes parejas Virgo Libra ya que Virgo se siente atraído por el encanto de Libra y este respeta a Virgo por su seriedad. Sin embargo, a la larga a Libra le faltará calor y sociabilidad, y Virgo se enervará con los cambios de humor y el alboroto de Libra.

Entre Virgo y Acuario es difícil que se despierte la pasión ya que ambos son demasiado mentales e inflexibles. Sí puede existir una buena amistad ya que confían en la honestidad y sinceridad uno del otro.

Géminis y Virgo están regidos por Mercurio por lo que es difícil que surja una pasión entre signos tan cerebrales.

¿Qué le pasa a Virgo con los signos de agua? Le encanta y le atrae la personalidad cariñosa de Cáncer, aunque son muy distintos existen muchas parejas estables de estos signos.

También a Virgo le atrae el magnetismo y la fuerza de Escorpio. Esta relación puede ser muy duradera, ya que a la atracción sexual se añadirá respeto mutuo y diálogo.

Virgo y Piscis son de carácter opuesto por lo que esta relación será difícil. A Virgo le enerva el caso de Piscis y a este le desesperará el puntillismo de Virgo.

Recordemos que no hay ningún signo igual al otro, igual que en el océano no hay una gota de agua igual a otra.