ESTAMOS INMERSOS EN EL SIGNO DE LIBRA

Libra está regido por Venus, el planeta de la belleza, el amor, la armonía, el arte, de ahí que sea el signo de la belleza y el amor.

La balanza es lo que simboliza a Libra dándole la idea de equilibrio, aunque se pasa su boda buscando eso tan anhelado para él. Estos vaivenes emocionales se reflejan en su estado de ánimo cambiante que a veces la hace pasar de la risa al llanto.

Libra es el signo de las asociaciones y la colaboración. Siempre busca la armonía, no sabe estar sin pareja, busca pareja estable.

Suele ser intuitivo en especial en lo que a él le conviene, pero hace muy poco uso de ello ya que por su gran indecisión, siempre anda oscilando entre dos posiciones.

Su carácter sociable le empuja a participar en reuniones y acontecimientos sociales. Su deporte favorito es provocar alguna discusión y cuando ve que el grupo está acalorado interviene para poner calma.

Tiene un gran gusto estético. La misión de Libra es aportar belleza, paz y amor a la vida.

Sus órganos más débiles son los riñones, cada vez que Libra se enamora sufre de cistitis, cuando llega el gran amor la cistitis se convierte en un cólico nefrítico. La diabetes es muy común en Libra, ya que psicológicamente tiene sed de afecto.

Tiene ideas luminosas pero que pocas veces lleva a la práctica. Tiene conductas de evasión, mete la cabeza bajo el ala y se cree que los problemas se van a solucionar mágicamente.

En unos días veremos por quién se siente atraído Libra y más…

Tenemos que tener en cuenta que no solo interviene el signo solar, hay otros factores como el ascendente, la luna y otras configuraciones.

Recordemos que cuando nuestro sol brilla se hace la luz y si se oculta llega la oscuridad, lo más importante es que esté tu sol en el signo que esté, siempre bulle siendo auténtico y genuino.